miércoles, 25 de noviembre de 2009

Listas abiertas y rodillo

Un poco de reflexión post-congresual, antes de una pregunta inevitable -como tantas de las mías ;)

Supongamos el siguiente escenario imaginario:
CEP con censo de 1000 afiliados
Nº de delegados en congreso: 100
  • 501 a favor de opción A (favorables a la gestión de Rosa Díez y su equipo)
  • 499 a favor de opción B (críticos con la gestión de Rosa Díez y su equipo)
Elección de representantes al congreso. Dos mecanismos extremos:
I. Elección mediante listas cerradas y bloqueadas de 100 candidatos y voto mayoritario. Resultado:
  • Gana lista oficial de favorables a opción A
  • Todos los delegados (100) correspondientes al CEP responden a una sensibilidad, pese a que prácticamente están igualados.
II. Elección mediante listas abiertas y voto mayoritario.
Los dos grupos de electores hacen circular sendas listas oficiosas: (a) 100 candidatos favorables a A, y (b) 100 candidatos favorables a B.
Resultado:
  • Gana lista oficiosa de favorables a opción A
  • Todos los delegados (100) correspondientes al CEP responden a una sensibilidad, pese a que prácticamente están igualados.
El resultado entre I y II es indistinguible.

Es claro que este efecto perverso de una elección ingenua mediante listas abiertas fue previsto por el autor o autores del Reglamento del I Congreso de UPyD en lo que a la elección de delegados se refiere. Así debe entenderse la restricción de que cada elector sólo pudiera elegir 3/4 del número de delegados asignado a provincia.

Reglamento del I congreso de UPyD, Cap. I, Art. 9, pp.9-10:
"A la elección como delegados podrán postularse, de forma libre, todos los afiliados incluidos en el censo del Congreso de cada Comité Electoral Provincial o Agrupación Territorial.
(...)
Cada elector votará en la Asamblea del Comité Electoral Provincial o Agrupación Territorial a la que se encuentre adscrito. Se votará, mediante voto secreto, como máximo a un número igual o inferior a los tres cuartos (3/4) del número de candidatos a elegir de entre los que figuren en la correspondiente lista. Resultarán elegidos los candidatos que mayor número de votos obtengan, siempre que al menos hayan obtenido más de un voto. En caso de empate los puestos se cubrirán por sorteo."
La consecuencia de esta corrección al mecanismo de elección mediante listas abiertas devuelve, para el escenario antes planteado, el siguiente resultado:
  • 501 votantes eligen tres cuartos de los cien representantes posibles: 3/4*100 = 75
  • 499 votantes eligen tres cuartos de los cien representantes posibles: 3/4*100 = 75
Como hay más candidatos favorables a la primera opción, salen elegidos 75 representantes de la opción A y 25 de la opción B.

No se logra una representación fiel de la realidad del CEP -donde las opciones están muy igualadas- pero se evita el efecto rodillo de la elección ingenua mediante listas abiertas. La opción minoritaria consigue 1/4 de representación.

Ahora, la pregunta inevitable:

¿Por qué, si el autor o autores del Reglamento del I Congreso conocían este efecto, no lo evitaron en la elección de los 110 miembros no natos del Consejo Político?

Cap. V, Art. 31, p.15:
"A) Consejo Político.-
De los 150 miembros de éste órgano, 110 serán elegidos en el Congreso, mediante listas abiertas, por el voto directo y secreto de los delegados asistentes. El resto tendrán la condición de miembros natos y se corresponderán con los 21 miembros del Consejo de Dirección y cada uno de los 19 Coordinadores Territoriales."

Al parecer, ha habido listas oficiosas de candidatos al Consejo Político, tanto por parte de la candidatura de Rosa Díez como por parte de la de Valia Merino.

La falta de previsión -¿o su exceso?- por parte del autor o autores del Reglamento del I Congreso en la elección mediante listas abiertas al Consejo Político ha hecho que, pese a que la candidatura de Valia Merino obtuviera casi un 20% de apoyo entre los afiliados que votaron, ni siquiera él ha salido elegido en el nuevo Consejo Político.

Se puede argüir que el censo de electores en este último caso estaba constituido por los delegados del congreso, mientras que el 20% es sobre afiliados que ejercieron el voto. Aún así, cabe extraer alguna consecuencia de los votos a Valia Merino y los miembros de su lista.

Supongamos que se hubiera aplicado sobre la elección del Consejo Político la corrección de los 3/4. Es decir, que el máximo que cada delegado hubiera podido votar al Consejo Político fuera no el total (110), sino tres cuartos del total (3/4 * 110) = 82.

¿Qué efecto habría tenido esto sobre la composición del Consejo Político? Indudablemente, no todos los nombres de la lista oficial habrían salido elegidos. Un total de 28 puestos habrían sido disputados entre la candidatura alternativa e independientes (aquellos que no figuraban en ninguna de las dos listas).

Dado que las 28 primeras posiciones de candidatos no elegidos son ocupados por 3 independientes y 25 miembros de la lista a favor de Valia Merino, cabe concluir que -de haberse aplicado la corrección de los 3/4- en el Consejo Político de UPyD las voces críticas con la dirección habrían obtenido 25 representantes; sobre los 110 posibles, un 22,72%. Más cerca, sin duda, del apoyo recibido entre los afiliados que ejercieron su derecho a voto. De haberse hecho así las cosas, hoy habría un Consejo Político más fiel a la volutad general de los afiliados que votaron.

Esta es la comparativa:























RESULTADOScongresosistema 3/4
Lista pro-candidatura Rosa Díez11082
Lista pro-candidatura Valia Merino025
Independientes03



La misma consideración cabe hacer del sistema de elección llevado a efecto en las Comisiones de Garantías y Finanzas.

De nuevo: ¿por qué no se aplicó la corrección de los 3/4 en estos casos, aunque el/los responsable/s del Reglamento sí lo hicieron en la elección de delegados?


25 comentarios:

Anónimo dijo...

De esto se habló en la comisión de Estatutos, de hecho yo señalé al defender mi enmienda a la totalidad que ni el Consejo Político ni ningún órgano que saliera de este Congreso iba a ser un órgano representativo por esto de marcar nombres como puestos a cubrir. Nacho Prendes me dijo que sí era representativo y entonces le respondí que no, que eran órganos mayoritarios, y que no me llevara la contraria porque son términos técnicos que cualquiera puede aprender si va a la biblioteca y lee un poco.

En mi intervención (2 minutos para defender una enmienda de 36 páginas) les dije a los delegados, que eran algo más de 150, que levantasen la mano los que la hubiesen leído porque evidentemente en ese tiempo (el mismo que para defender una enmienda de una línea) no podía explicar unos estatutos completos y tan diferentes a los de la ponencia. Hubo unas seis o siete manos: el propio Nacho y algunos de mis compañeros "herejes". Con esto queda claro la irresponsabilidad de los que se postularon a delegados y la perversión de la democracia que tuvimos que padeder: votar sin conocimiento de causa, a "lo que diga la rubia" (en este caso el ponente), porque aunque no se habían leído la enmienda, ni la mía ni las otras y, si me apuras, ni la ponencia; votar, votaron.

LoL dijo...

Una pregunta sencilla... ¿cuantas horas de tu vida dedicas a atacar a UPyD? Admiro a la gente que se manifiesta siempre a favor, de una manera positiva. No creo en la gente que está permanentemente en contra de algo, con una visión negativista de la vida. Si para tí UPyD es un caso perdido da un paso adelante y olvídalo de una vez, como a una mala novia, como una mala experiencia.

Funes Memorioso dijo...

Gracias por el testimonio, Anónimo.
6 o 7 sobre 150. No se puede decir más.

Es muy importante que los que estuvistéis allí contéis vuestra experiencia.

Un saludo cordial.

Funes Memorioso dijo...

LoL,

Me preocupa la deriva progresiva hacia formas cada vez más degeneradas de democracia en España. Esto incluye la ausencia de razones, las malas maneras, la falsificación de ideas, la manipulación del lenguaje, el desprestigio de la discusión racional, la sustitución de ésta por apelaciones a lo emocional, la reducción de la política a relaciones personales, la falta de transparencia, la falta de control sobre nuestros representantes políticos, la irresponsabilidad de éstos, la desigualdad entre ciudadanos, la sumisión de éstos a patanes cuyo mayor mérito es el insulto y el maltrato, las dobles varas de medir, la crisis institucional, el deterioro de las condiciones básicas que posibilitan un estado de derecho que merezca tal nombre.

UPyD me sirve como excusa; un buen ejemplo de lo que no se debe hacer. Menos aún si se predica parte de lo anteriormente aludido y se realiza estrictamente lo contrario.

Mi motivación es, así pues, LoL, positiva. Muy positiva. Tengo auténtico interés en que la situación de España mejore. Nada que ver con el despecho del abandonado. Su (de Vd.) comparación me parece tan elocuente como improcedente. Distingo bien mis relaciones personales con los juicios políticos. ¿Vd. no?

De ahí que procure razonar todo lo que digo a la espera de que si alguien no coincide con algo que digo, me lo haga saber. Desde la razón y el respeto, como yo procuro hacer. Y que, en la medida de lo posible, lleguemos a acuerdos. Pero que si estos no son posibles, por lo menos al final sepamos por qué; sepamos cuáles son los términos de la disensión.

Vuelvo a intentarlo, para aclararme:
¿A Vd. le parece correcto el ajuste de los 3/4 en la elección de delegados?
Si así fuera, ¿qué le parece que ese ajuste no se haya aplicado en la elección del Consejo Político, ni en las comisiones de Garantías y Finanzas? ¿Tiene alguna explicación?

Puede creerlo o no, pero le aseguro que tengo verdadero interés en que alguien me explique -si existen, las conoce o imagina- qué razones puede haber para que lo que es bueno en un caso no sea de aplicación en los otros.

Saludos cordiales.

Bárbara Paraula dijo...

Hola Funes,
Que maravilla de la matemática y el análisis eres. Hablas de la corrección de 3/4 como si fuera una regla de cortesía propia de la región que tu vives.

Lo cierto es que una vez alguien del antiguo consejo de dirección me pregunto ¿y a ninguno le ha parecido una salvajada la elección por listas abiertas de los 110 miembros del Consejo Político?.

No supe que responderle, pero gracias a tu reflexión ahora sabría.

A LOL ¿y porqué no te dedicas tú a visitar los blogs de tu línea editorial, que seguro que esos dicen lo que quieres oir?.

Funes, creo que estoy perdiendo la paciencia con estos espontáneos oficialistas.

espontaneo oficialista dijo...

No hay que perder la paciencia, procuro ser tan respetuoso, al menos, como vosotros. Visito este blog y otros al igual que leo unos periodicos y otros. Puedo manifestar desacuerdo aquí? Eso espero. En mi anterior comentario manifesté mi sorpresa por el tiempo invertido en entradas dedicadas a UPyD. De ahí a interpretar que yo sea un oficialista es cosa vuestra. Me gusta de UPyD que no le gusta poner etiquetas y llego aquí y es lo primero que recibo.

Sobre la entrada, afirmar que yo, al igual que vosotros, hubiese hecho las cosas de otra manera. La corrección de los 3/4 me parece acertada en caso de listas abiertas. El problema es que cada vez creo menos en las listas abiertas por el gallinero en que se convierten. No me hubiese parecido bien un consejo directivo multicolor, se imaginan un gobierno con sus ministros multicolor en España? Lo bueno de la democracia es que si no nos gusta, a los 4 años podemos votar otra opción.

Saludos

LoL

Bárbara Paraula dijo...

Bueno LoL, ya sabes, las leyes de la Gestat, unidades que ejecutan unos mismo movimientos son identificadas como grupo.

Eso de "que te gusta de upyd que no le gusta poner etiquetas" ¿lo tenemos que tomar cómo una ironía?, ¿a que documento o cargo de upyd te refieres?.

De cualquier modo, acepto tu propuesta y si te vuelvo a ver por ahí, me referiré a ti por tu nick.

En fin, lo buenoo de la democracia, es que su nivel de democracia sea alto.

Saludos.

Funes Memorioso dijo...

Querida Bárbara,

No pierdas la paciencia, anda, que eres más convincente.
Gracias (eres exagerada y amable *) y un abrazo.

* ¡qué buena coordinación del tercio de justos habrías hecho ;)!

Funes Memorioso dijo...

espontaneo oficialista (LoL) dijo...

"Puedo manifestar desacuerdo aquí? Eso espero."

Por descontado. Bienvenido.

"En mi anterior comentario manifesté mi sorpresa por el tiempo invertido en entradas dedicadas a UPyD."

Siento tener que decir que en su primer comentario Vd. no estuvo precisamente respetuoso. Su manifestación no fue sólo de sorpresa. Reproduzco y destaco lo que va mucho más allá:

"¿cuantas horas de tu vida dedicas a atacar a UPyD? Admiro a la gente que se manifiesta siempre a favor, de una manera positiva. No creo en la gente que está permanentemente en contra de algo, con una visión negativista de la vida. Si para tí UPyD es un caso perdido da un paso adelante y olvídalo de una vez, como a una mala novia, como una mala experiencia."

Pero ya que alude, le diré algo que antes omití por cortesía:

"Admiro a la gente que se manifiesta siempre a favor, de una manera positiva."

¿Con independencia de aquello a lo que apoyen? ¿Verdad que no? Si lo piensa, verá que no hay manera de luchar por la justicia más que enfrentándose contra lo que uno, honorablemente, entiende que son injusticias, por muchos defensores que tenga "siempre a favor y de una manera positiva" la causa opuesta.


Con respecto al segundo comentario:

"De ahí a interpretar que yo sea un oficialista es cosa vuestra. Me gusta de UPyD que no le gusta poner etiquetas y llego aquí y es lo primero que recibo."

De nuevo, no es agradable -aunque sí necesario- decir que Vd. falta a la verdad. Antes del comentario de Bárbara está mi contestación. ¿Puede señalar en qué momento le he faltado al respeto?

Dice además que no le gustan las etiquetas pero, sin justificación alguna, me atribuye algo -cosa vuestra- que yo no he dicho.

En lo que ya se refiere a la cuestión relevante, me alegra que diga que Vd. habría hecho las cosas de otro modo. ¿Verdad que eso no le convierte en un "atacante" de UPyD?

Sobre listas abiertas habría mucho que debatir. Saber que existen burdos mecanismos de perversión no las descalifican automáticamente. El que he comentado arriba es uno, pero no es el único.

Por ejemplo, desde mi punto de vista, no son de recibo las listas oficiosas de candidatos. En UPyD han circulado y nadie lo ha impedido. Esa práctica propicia que personas voten a quien no conocen por el mero hecho de aparecer en una lista. Fomenta así la falta de racionalidad en la decisión y se condena a los independientes al ostracismo.

También sería larga la discusión sobre la conveniencia de elegir mediante listas abiertas al Consejo de Dirección. Antes de eso, sería necesario acordar qué competencias debe tener el órgano de dirección de un partido político. Su sistema de elección no es, naturalmente, cuestión independiente. Como tampoco el número de sus miembros.

Nada de eso se ha discutido en UPyD. La estructura del partido se cerró mediante un Reglamento del Congreso que reguló no sólo el congreso, sino la organización interna de UPyD. Un debate necesario fue así hurtado a afiliados, simpatizantes y ciudadanos en general.

Termino: listas abiertas no equivalen necesariamente a gallinero. En un CD con 21 miembros (más que ministros del gobierno español) -y más con las competencias que el de UPyD tiene- se debería haber arbitrado un procedimiento mixto, para introducir en la dirección mecanismos de control necesario.

Por ejemplo, y ya que 12 de los 21 miembros del CD no tienen funciones asignadas, se podría haber decidido que esos 12 fueran elegidos mediante listas abiertas -sin corromper- por los afiliados.

Saludos cordiales.

LoL dijo...

En mi anterior comentario no os acusé de falta de respeto sino de ponerme una etiqueta. Eso no es faltar a la verdad, basta con leer uno de los comentarios anteriores. Admitir que no hubiese hecho las cosas igual no me convierte en atacante de upyd, por supuesto que no. Me convierto en atacante no por el fondo del argumento sino por las formas. Me convierto en atacante de upyd si publico documentos internos del partido o si acudo a medios para filtrar información. Por debatir en un blog una cuestión como el sistema de votación del congreso, nadie se convierte en atacante.

Sin querer extenderme más sólo añadir que podríamos dudar de las competencias del consejo directivo pero no de su composición. Es cierto que podría haberse limitado su poder pero el sistema de listas cerradas le ha permitido a Rosa presentarse con un equipo con el que trabaja y en el que confía. Tendemos a pensar que el CD funciona como un Parlamento con presencia de diferentes partidos, pero creo que más bien funciona como un gobierno con sus ministros. De ahí mi comparación del anterior comentario.

Dando por hecho el respeto mutuo que noto en los últimos comentarios me gustaría indicarte que creo que el "sector crítico" se ha equivocado en las formas pero no en el fondo. Existen muchas formas de mostrar disconformidad, de intentar cambiar las cosas pero creo que se ha pasado la raya del respeto que hemos hablado antes. ¿Cuántas veces hemos leído "lindezas" dedicadas a Rosa Díez en los foros y blogs? De ahí que aprecie tu entrada en la que criticas y aportas. Pero desgraciadamente ha sido la excepción de lo que se ha visto en la red.

Funes Memorioso dijo...

LoL,

"En mi anterior comentario no os acusé de falta de respeto sino de ponerme una etiqueta. "

Pero LoL, es que YO NO hice eso. Y Vd. sigue insistiendo en tratarnos como a un grupo. En eso consiste precisamente poner etiquetas. Atribuirme a mí algo que YO NO he dicho SÍ es faltarme al respeto.

También es faltar a la verdad afirmar -como antes hizo- que lo primero que recibió Vd. aqui fue la etiqueta. Mi primera contestación fue anterior y no hubo etiqueta hacia Vd. de ninguna especie.

"Me convierto en atacante no por el fondo del argumento sino por las formas. Me convierto en atacante de upyd si publico documentos internos del partido o si acudo a medios para filtrar información. Por debatir en un blog una cuestión como el sistema de votación del congreso, nadie se convierte en atacante."

Primero: tengo un vivo interés en no faltar a las formas (ya le dije en mi primera contestación que esa es una de mis preocupaciones que vivo a diario). Tampoco he publicado documentos internos ni acudido a medios a filtrar información. Justamente me limito a comentar cuestiones de carácter político en un blog, razón por la cual Vd. dice que "nadie se convierte en atacante". En eso, coincido con Vd.

Sin embargo, su primera intervención fue para reprocharme cuántas horas dedico a atacar a UPyD. Me alegra el cambio de opinión que me parece apreciar al final de su último comentario. Pero entienda que su primera intervención exige paciencia y que no todo el mundo la tiene o está dispuesto a ejercerla en toda circunstancia (al margen, aprovecho: Bárbara, se lo garantizo, es en general muy paciente. Lo tengo comprobado).

Si yo, después de verme atacado por Vd. sin merecerlo, le contesto al peso, tenemos una bronca descomunal de la que no puede salir nada positivo. Imposible.

Segundo: no habiendo hecho nada de lo antes señalado: publicar documentos internos, filtrar información..., sí tengo que decir que disiento de su valoración. Cuando la información es de interés general, debe circular. Cuando el secreto de la información fomenta desigualdades, es sano que la información se haga pública. Naturalmente hay que estudiar cada caso en concreto. Pero dado que los partidos políticos son financiados con dinero público, no es de recibo que su comportamiento no sea fiscalizable (en el más general sentido de la palabra).

"... el "sector crítico" se ha equivocado en las formas pero no en el fondo."

Vuelvo a lo comentado antes: cada quien se responsabilida de lo que firma. ¿No es acaso "sector crítico" una etiqueta de las que abomina? Oficialista / sector crítico: dos caras de la misma moneda.

Yo prefiero juzgar cada caso en concreto y sin generalizar. Porque, ¿qué le parecería que extrajera conclusiones de la falta de reacción entre los afiliados de UPyD a la alusión que, al parecer, Rosa Díez hizo en el congreso a los "críticos" como "aprendices de batasunos"? ¿Le parecen eso "buenas formas"? ¿Y del fondo, qué? ¿Y qué piensa de las ya innumerables ocasiones en que Gorriarán se despacha con insultos, descalificaciones y groserías?

¿No le parece que como máximos responsables del partido son los más obligados a dar ejemplo?

A mí me parece que sí.

Saludos cordiales.

LoL dijo...

Venga, cierto. No has sido tú el que me puso la etiqueta. Si hablo en plural es para no señalar personalmente a nadie. No te he atribuído esas palabras ya que mi frase intentaba ser impersonal.

No estoy de acuerdo en que toda la información de un partido sea publicitable por el hecho de tener subvenciones públicas. Existen ciertos intercambios de correos electrónicos que se han publicado sin ningún tipo de cortapisa, y eso me imagino que no será muy legal. Dice usted "si es de interés general"... ¿y que es de interés general? Entonces entraríamos en las consideraciones personales de cada uno porque todo puede ser de interés. Creo que todas las organizaciones tienen derecho a la privacidad de ciertas reuniones. Ahora mismo esta conversación es pública porque tu blog lo es, pero me parecería tremendamente mal que publicases estos párrafos si en vez de usar el blog usásemos emails.

Dentro de un clima demasiado caliente se han dicho cosas salida de tono en los dos sentidos. Si es verdad que Rosa ha dicho eso seguro que estaría dispuesto a rectificar. Digo "si es verdad" porque no lo puedo comprobar. Habrá que decir "supuestamente" como dicen en los telediarios. Yo entiendo su salida de tono (que no la apoyo) ya que el Congreso estuvo a ser suspendido por una demanda desproporcionada que solo buscaba hacer el mayor daño posible.

Sí, el "sector crítico" es una etiqueta. Pero no le ha acusado a nadie directamente de serlo. Por cierto no he cambiado de opinión respecto a mi primer comentario. Creo que, en general, se han gastado muchas horas atacando a UPyD. La crítica debe ser constructiva y en el 90% de las veces no lo ha sido.

¿Para tí un UPyD "poco" democrático es peor que la inexistencia de UPyD? Acaso el resto de partidos son más democráticos? Un partido que acaba de nacer puede cometer muchos errores. Yo te daré mi respuesta, en la democracia actual UPyD es necesario, y la enriquece, amplia el debate político y el espectro electoral con nuevas opciones. Que estés o no de acuerdo con el CD es tema aparte.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Funes Memorioso dijo...

El responsable del improcedente comentario del otro día ha vuelto a escribir lo mismo.
He vuelto a borrar, claro.

Funes Memorioso dijo...

LoL,

"Si hablo en plural es para no señalar personalmente a nadie."

Cuando habla en plural, señala personalmente no a uno sino a varios. No pretenda justificar lo injustificable. Hizo mal en atribuirme a mí lo que yo no había dicho.

"No estoy de acuerdo en que toda la información de un partido sea publicitable por el hecho de tener subvenciones públicas."

Yo no he dicho eso. No procede, por tanto, la negación. De hecho, dije: "Naturalmente hay que estudiar cada caso en concreto."

"¿y que es de interés general?"

De acuerdo en concretar. Por ejemplo, para mí es de interés general saber que durante dos años la dirección de UPyD ha sido capaz de enviar cartas como la reproducida en Prohibida la oposición. ¿A Vd. le parece aceptable ese correo? A mí me parece una aberración. Sin paliativos. Sin matices. El derecho de reunión es un derecho reconocido por la Constitución y no puede ser limitado por la dirección de un partido.

"Si es verdad que Rosa ha dicho eso seguro que estaría dispuesto a rectificar. Digo "si es verdad" porque no lo puedo comprobar. "

La versión de un defensor de Rosa Díez en PlazaMoyua.org. Reproduzco:

"Rosa no estaba “dolida” con el difamador que subió al estrado, como dicen los periodistas que nunca estuvieron allí, sini que se puso hecha una furia y dio que no toleraría que nadie pusiese en cuestión la honradez del CD saliente sin pruebas, que bastante había tenido que aguantar a los batasunos tantos años como para ahora encontrarse unos aprendices de idem, y que en UPyD se respeta a las personas, que no se aceptarán insultos sino argumentos, y que otro como ese y nos vemos en los tribunales."

Otra versión -ésta de una persona crítica con la gestión de Rosa- aquí.

"el "sector crítico" es una etiqueta. Pero no le ha acusado a nadie directamente de serlo. "

Usar etiquetas, generalizar, es precisamente evitar hacer consideraciones matizadas. Es incurrir en el mismo error que Vd. parece criticar en los demás. Si usar etiquetas no está bien, no lo está ni para los demás ni para Vd.

"Por cierto no he cambiado de opinión respecto a mi primer comentario. Creo que, en general, se han gastado muchas horas atacando a UPyD. La crítica debe ser constructiva y en el 90% de las veces no lo ha sido."

El problema es que su primera intervención no fue para hablar "en general". Su primer comentario -vuelvo a recordárselo- fue una sucesión de impertinentístimas observaciones sobre mí y mi vida. Nada generales; estrictamente personales.

Si le decía que me alegraba su cambio de postura es porque en su comentario de las 20:19 Vd. dijo esto:

"De ahí que aprecie tu entrada en la que criticas y aportas. "

Lo cual, ciertamente, contradice su primera intervención si se considera lo afirmado también por Vd. en el mismo comentario de las 20:19:

"Por debatir en un blog una cuestión como el sistema de votación del congreso, nadie se convierte en atacante."

(sigue)

Bárbara Paraula dijo...

Mira que interesante debate.

Habéis habierto una línea que me interesa especialmente:

- ¿ hasta que punto son los partidos por el hecho de recibir subvenciones públicas objeto de escrutinio del pueblo?.

-Pees mirad, evidentemente no se deben publicar emails privados (recuérdeselo también a Nacho Prendes que lo hizo desde el mismísimo atril en el cierre de ponencia de estatutos).

- Evidentemente se pueden tener reuniones privadas y su contenido quedarse en secreto.

Pero yo diría que es necesario que los informes de gestión se distribuyeran periódica y siento valientes PUBLICAMENTE. Que contuviesen abundancia de indicadores, verificables por fuentes de verificación. Seguro que usted ya conoce los modelos de "calidad" y como se miden. Se los exigimos a las administraciones públicas, se los exigimos a nuestras ong's y lo fomentamos para nuestras empresas. PUES CON MUCHA MÁS RAZÓN a los partidos políticos,que manejan poder y representación.

Cosas como:


AFILIACIÓN
-Perfil del afiliado
-Comparación por provincias
-Evolución de la afiliación
-Hitos de intereés en la afiliación
-Nº de bajas
-Nº de expedientes
- Nº de procedimientos disciplinarios abiertos.

RESULTADOS ELECTORALES
(De este apartado nada que objetar)

GESTIÓN ECONÓMICA
(Vea el lector por ejemplo la memoria económica de cualquier caja de ahorros chiquita)

Y así, hasta que los afiliados sepan a dónde van con sus 20 l'euros mensuales. Hasta que la sociedad sepa porque un organismo está manejando tres millones de sus euros, porqué siguen siendo los partidos políticos, los instrumentos que canalizan nuestro poder colectivo.

Funes Memorioso dijo...

LoL, continúo (desde 11:41).

"¿Para tí un UPyD "poco" democrático es peor que la inexistencia de UPyD? Acaso el resto de partidos son más democráticos? "

¿Pero acaso no era la gracia que UPyD iba a ser un PARTIDO DISTINTO? Los otros partidos -en los que las deficiencias democráticas está identificadas con claridad- NO SON un adecuado patrón de comparación. No en absoluto.

"en la democracia actual UPyD es necesario, y la enriquece..."

Fue y sigue siendo necesario un partido consecuente con lo que predica. Es decir, un partido que mejorara la calidad de la democracia en España a base, naturalmente, de MÁS DEMOCRACIA y no menos.

Hoy UPyD, en este sentido, no constituye ninguna solución sino que se ha convertido en parte del MISMO PROBLEMA. Con un AGRAVANTE sobre el resto de partidos: los demás partidos no predican la "regeneración de la vida pública", "otras formas de hacer política", etc.

Hoy UPyD, para desgracia de todos, es más de lo mismo. Más de lo mismo que en teoría -sólo en teoría- venía a combatir.

Saludos.

Funes Memorioso dijo...

Bárbara,

"es necesario que los informes de gestión se distribuyeran periódica y siento valientes PUBLICAMENTE. "

Totalmente de acuerdo. Predicar transparencia, en otro caso, se convierte en ruido.

LoL dijo...

Este será último comentario, Funes como propietario del blog te dejaré la última répilica. Creo que la argumentación puede ser inacable y no seré yo quien defienda a UPyD a capa y espada, sólo he criticado que se ataque permanentemente al partido. Es que todo lo que hacen esta mal? Existen muchas actitudes discutibles pero que desde mi opinión pueden ser tolerables en un partido sin experiencia. Como dijo Boadella quizás yo no sea tan exigente como otra gente. Pero es que siendo exigente no podría votar a ningún partido y quizás tendría que irme a vivir a una isla desierta. Los ataques han sido desproporcionados, al igual que la demanda judicial, y la publicación de emails por muy canallescos que te parezcan, me seguirá pareciendo mal. Por lo que he entendido del escrito "Prohibida la oposición" se niega la reunión de los afiliados al partido usando medios oficiales, convocando en nombre del partido o usando sus correos. Que tú y yo nos reunamos la semana que viene para hablar de UPyD no nos lo puede prohibir ni UPyD, ni la policía ni el Papa. No creo que el derecho a reunion sea atacado.

Sobre qué puede ser público de un partido, estoy de acuerdo en que lo sea la gestión económica. ¿Pero hasta qué nivel? Cuanto deben ser desglosadas las cuentas? Tengo yo mis dudas. Que pueda existir una auditoría externa... estoy de acuerdo. Que se publiquen afiliados, expedientes... creo que forma parte del funcionamiento interno aunque al determinar los ingresos por cuotas se puede saber su número. Todo esto se resolvería si estuviese regulado por ley, es decir, una ley que determinase cuánta información deben publicar los partidos.

Me despido, ha sido un placer debatir con vosotros, quizás nos veamos en la siguiente entrada. Funes, me parece muy apreciable tu forma de debatir manteniendo formas y aportando datos y referencias. No me gusta cierto ensañamiento que noto hacia UPyD, de ahí mi comparación con una mala novia, no es una comparación con tu vida personal, cosa que desconozco. Entiendo que es una forma de comportarse parecida, tómalo de manera impersonal. Que UPyD no es el partido que esperábamos... o es que lo es IU, PP o PSOE... ninguno lo ha sido. Llámalo conformismo pero para mí UPyD es lo mejor que existe en el espectro político, si no, que queda?

Un Saludo

Al-Karaji dijo...

El asunto es que no hay método que por sí solo salvaguarde la libertad: todo es pervertible.

Las listas abiertas son sensacionales, pero sólo funcionan en el entorno de un conjunto de prácticas democráticas, que no es precisamente lo que abunda en UPyD. Para elegir libremente hay que estar informado. Eso no es posible sin saber quién es quién, qué piensa cada uno. Y para eso es esencial que exista una libérrima comunicación entre los afiliados. Justo lo que la cúpula de UPyD ha impedido en estos años, expedientando o sancionando al que hablaba fuera del carril propuesto.

El voto electrónico es estupendo si -y sólo si- mejora las condiciones de ejercicio de la libertad -se pueden decidir más temas en voto universal y secreto- y para ello es esencial que se cumplan los requisitos que Vd, Funes, ha traído a colación. Esencialmente: control del censo, control de los mecanismos de votación. En otro caso, el voto electrónico -opaco, manipulable- es perfectamente anti-democrático. No ha habido estos mecanismos en UpyD.

Votar enmiendas es genial, sobre todo cuando el defensor de las mismas puede estar presente en la comisión en que se debate su enmienda y tiene tiempo -fuera, dentro, cabe, con...- de defenderla. Si la dirección lo impide con el truco de la asignación de personas a comisiones, las enmiendas son hueros instrumentos de legitimación del poder establecido.

Para que estos y otros instrumentos sean efectivos, es condición necesaria, imprescindible, que las prácticas democráticas básicas -libertad de expresión, libertad de reunión, libertad de comunicación- sean reales, activas, presentes y actuales en la vida de los partidos. Sin ese fondo de libertad todo es humo que oculta el autoritarismo.

La cúpula de UPyD ha sabido recoger la expresión de necesidades, muy reales y muy sentidas, de democratización de la vida política. Hasta aquí todo bien. Lo que no está bien es que hayan sido tan zapateriles -muy posiblemente contra el sentir de su militancia, o quizá, no- en el tratamiento: esas ideas se han convertido en eslóganes que no obligan a nada en la práctica cotidiana y que sirven a fines opuestos a los que enuncian.

Boton de muestra: 29,64 del censo reconocido -reconocido, ¿quién sabe si real?- vota la candidatura de Rosa Díez y Rosa Díez dice que ha sido elegida por la inmensa mayoría de los afiliados (cf. Público). Más de lo mismo: vergonzosas medias verdades para captar votos en las próximas elecciones que financien la consolidación de otro reducto de políticos profesionales -ahora toca municipales- al servicio de sí mismos. Más de lo mismo. No sería tan malo si no hubieran nacido -y recogido sus primeros apoyos- como negación de este sistema. No sería tan malo si lo que debería ser fermento de un cambio necesario -regeneración, anti-nacionalismo- no se hubiera convertido -tan pronto, tan decididamente- en un elemento más del mismo triste paisaje.

Modernos a tope, eso sí: Las versiones actuales de los regímenes autoritarios -véase América de Sur, Africa, Asia- han aprendido muy bien los trucos para compaginar la fachada democrática con las prácticas autoritarias. La primera oculta y legitiman el sistema autoritario real.

El mecanismo es, precisamente, restringir máximamente las libertades reales -información, reunión, asociación- a la vez que se intimida a la oposición hasta dejarla inerme, callada y, si llega el caso, desaparecida.

Mugabe también celebra elecciones.

Funes Memorioso dijo...

Al-Karaji,

Cuánto tiempo. Interesante como siempre.
Saludos y bienvuelto.

Funes Memorioso dijo...

LoL,

Apartado financiero:

¿Pero hasta qué nivel? Cuanto deben ser desglosadas las cuentas? Tengo yo mis dudas.

Eso es razonable. Coincido en que se puede -y se debe- discutir cuál es el nivel apropiado. Pero, vaya, me parece que hay pocas dudas de que el Informe de gestión que Rosa Díez y su equipo han presentado a los delegados (por cierto, no a los afiliados; esa es otra) está bajo mínimos. Le animo a que lea -si no lo conoce- este otro comentario mío sobre el tema.

No decir NADA de 45,64% de los gastos reconocidos es excesivo.


Carta a los afiliados gallegos:

Reproduzco lo que la carta dice (no lo que ESPERAMOS o PREFERIMOS que diga) y destaco en negrita:

"... desde la dirección de UPyD hemos considerado necesario trasladados lo siguiente:

- Que las asambleas y reuniones de afiliados solo pueden ser convocadas por los órganos competentes.

- Que la convocatoria ilegítima de asambleas o reuniones de afiliados se considera falta muy grave, conducente a la apertura de expedientes de expulsión del partido de los promotores, como ya ha sucedido en casos anteriores.

- Que el uso indebido de las direcciones de correo electrónico de los afiliados supone también una falta muy grave que no solo conlleva sanciones internas, sino que también vulnera la Ley de Protección de Datos, lo cual podría acarrear graves consecuencias para los individuos que han realizado tales acciones y también para nuestro partido.
..."


LoL, es claro que si la dirección de UPyD sólo hubiera querido sentar doctrina sobre las direcciones de correo (apartado tercero), debería haber omitido las salvajadas del primer y segundo epígrafe. ¿Qué es eso de que "las asambleas y reuniones de afiliados solo pueden ser convocadas por los órganos competentes"? ¿En qué cabeza cabe? Desgraciadamente, hay afiliados e incluso ex-afiliados de UPyD (demasiado implicados personalmente en la salvajada) que lo justifican.

Por si quedara alguna duda, el último párrafo es diáfano:

"... queda por completo fuera de lugar convocar "asambleas" semipúblicas, sin ninguna legitimidad para hacerlo y mediante mensajes llenos de falsedades en los que se invocan torticeramente palabras como transparencia, democracia interna o verdad. Tales actuaciones sabotean la labor de los órganos de dirección y son de todo punto inadmisibles."

El problema es la particular concepción de quien escribe eso: sólo son legítimas las reuniones convocadas por la autoridad competente. Aberrante.

En un grupo de adultos libres, cualquiera de ellos debe poder convocar a los demás en igualdad de condiciones. Más en un partido político donde, precisamente, los ciudadanos se reúnen para actuar de forma coordinada de acuerdo con ciertos principios y objetivos. Naturalmente, sus compañeros -de forma libérrima- podrán acudir o no a la convocatoria. Pero convocar -citar a otros- ¿en nombre de qué va a estar sólo en manos de la dirección? ¿No ve que así es imposible arbitrar una oposición dentro del partido? Es de locos.

Aceptar esto equivale a delegar en la dirección de los partidos políticos nuestra particular capacidad de discernimiento. La de todos y cada uno de nosotros.

Finalmente, LoL, me pregunta:

"... UPyD es lo mejor que existe en el espectro político, si no, que queda"

Para mí es clarísimo: el agujero. Es decir: la necesidad de cambiar el panorama político español. Si los ciudadanos nos conformamos y aceptamos las prácticas antidemocráticas de UPYD como medidas regeneradoras, nos habremos hecho todos un flaco servicio.

Así lo veo yo.

Saludos cordiales.

albertoduran.es dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
albertoduran.es dijo...

Sobre las enmiendas a la totalidad yo no me las leí enteras porque creo que la forma de mejorar unos estatutos es ir modificando el texto base poco a poco porque sino se hurta el debate en cada punto conflictivo.

Respecto a la elección del CP, el ponente aceptó una enmienda para que se pueda votar como máximo a 3/4. Yo defendí una enmienda (que no era mía) para que se pudiera votar hasta 1/2 y fue rechazada por la comisión.

Funes Memorioso dijo...

Alberto,

"Sobre las enmiendas a la totalidad yo no me las leí enteras porque creo que la forma de mejorar unos estatutos es ir modificando el texto base poco a poco porque sino se hurta el debate en cada punto conflictivo."

Entiendo su planteamiento, pero ¿las votó pese a no leerlas? Lo que su compañero anónimo señala en el primer comentario de este hilo es que eso fue generalizado.

Por otra parte, no leerlas le imposibilita juzgar las razones de quienes entendían que los estatutos no tenían arreglos parciales.

"Respecto a la elección del CP, el ponente aceptó una enmienda para que se pueda votar como máximo a 3/4. Yo defendí una enmienda (que no era mía) para que se pudiera votar hasta 1/2 y fue rechazada por la comisión."

Gracias por la información. Una lástima que no prosperara su propuesta. Y una desgracia que el/los autor/es del Reglamento no aplicara/n el mismo principio en la elección del CP que en la de delegados al congreso.

La situación ahora sería algo menos monolítica.

Saludos cordiales.